TypeCatcher: previsualizar e instalar fuentes de Google Fonts en nuestro sistema nunca ha sido tan fácil

Google Fonts

Seguramente la mayoría de los diseñadores web estarán muy familiarizados con este servicio que ofrece la gente de Google ya que específicamente presenta tipografías aptas para la web, esto significa, de mínima, que su licencia es de uso libre, no tendremos que pagar por ellas, y nadie va a demandarnos por utilizarlas en nuestro sitio.

google_fonts_icon

Problemas que se presentan

Navegar entre el centenar de fuentes que posee Google Fonts en su directorio hasta encontrar una que se ajuste al sistema visual de nuestro diseño suele ser tedioso. Puede que sea útil para incrustar una fuente de manera externa y sin ocupar tiempos de proceso en nuestro propio servidor, a través de la opción de “uso rápido” que nos brinda, pero esto tiene más sentido durante la fase de producción, o al menos cuando ya tenemos la estructura HTML completa y estamos aplicando la hoja de estilos CSS a nuestra maqueta.

Google Fonts - Google Chrome_025

Muchas de las tipografías que están instaladas en nuestro sistema pueden tener licencia propietaria, lo que representa varias desventajas: no podremos incrustarlas desde un enlace externo en nuestro sitio web, a menudo tampoco será posible convertirlas a formato Web Font (.woff) para poder cargarlas en un servidor, y por último, pero no menos importante, estaríamos infringiendo copyright por lo que podríamos eventualmente recibir una advertencia de parte del poseedor de la licencia, teniendo que retirarla de nuestro sitio para evitar problemas legales.

TypeCatcher al rescate

Cuando pasamos de nuestro prototipo de baja a uno de alta fidelidad, es el momento en el que empezamos a pensar en los detalles estéticos y a probar qué tipos de letra se adaptan mejor a la identidad del producto o marca. A esta altura, no tenemos más opción que valernos de las que se encuentran en nuestro ordenador, y trabajar con el sitio web de Google Fonts implicaría estar descargándolas e instalándolas una por una, cambiando de la ventana del navegador a nuestro explorador de archivos, para luego volver en caso de que las que instalamos no nos hayan satisfecho, lo que conlleva una gran pérdida de tiempo.

Selección_023

Es aquí donde TypeCatcher viene a solucionarlos la vida, ya que desde su interfaz gráfica de ventana única, nos permite previsualizar, instalar o desinstalar fuentes de Google Fonts con un solo clic.

Posee un buscador que arroja sugerencias a medida que tipeamos. También se nos permite manejar el tamaño en que se muestra el texto de previsualización, y, como curiosidad, podemos elegir entre varios formatos (lorem ipsum, fragmentos de novelas o texto aleatorio) o definir uno personalizado. De esta manera, es posible determinar ya desde nuestro prototipo las fuentes finales que usaremos en nuestras páginas y no tener luego que andar buscando una que se le parezca porque la que escogimos resulta que no era libre.

Captura de pantalla de 2016-07-05 08-35-53

Solo está disponible para sistemas operativos Ubuntu y derivados, desconozco si existe una alternativa para Mac, Windows u otras distribuciones Linux. Si la hay, agradecería que me lo dejaran en comentarios.

TypeCatcher es totalmente gratuito y puede ser fácilmente instalado desde Ubuntu Software o directamente desde su repositorio en https://github.com/andrewsomething/typecatcher.

Instalar desde una terminal:

  • Ubuntu/Debian: sudo apt install typecatcher
  • Archlinux: yaourt typecatcher

Leave a Reply