Scout-App, la GUI de Sass compatible con GNU/Linux que buscabas

Empezaré este post con una confesión: desde que descubrí Sass ya casi me olvidé de cómo escribir CSS… Bueno, no, es una broma, pero realmente si tuviera que hacerlo me daría mucha pereza, sería como hacer fuego raspando dos piedras, habiéndose inventado el mechero eléctrico. El único inconveniente es que, al ser una Ruby Gem, requiere que estés acostumbrado a la línea de comandos, donde, ante el menor error de tipeo, no compilará, lo cual puede ser algo frustrante al principio.

Es por eso que existen varios compiladores de interfaz gráfica, pero las opciones que encontramos para el pingüino son escasas, y aun más reducidas si pretendemos que sean open source.

Scout-App reúne las dos características, ser compatible con GNU/Linux y de código abierto, y está recomendada por los propios desarrolladores de Sass: http://sass-lang.com/install

Destacan su minimalismo y sencillez, el hecho de ser multi-lenguaje e incluír una gran cantidad de temas para personalizar su apariencia.

Y bien, ¿qué es Sass?

Como lo dice su eslogan, “CSS con superpoderes”, es un preprocesador escrito en ruby para la sintaxis SCSS, que trata la cascada CSS como elementos anidados, además de añadir funciones personalizadas, clases, bucles, condicionales y el uso de variables, acercándolo más a un lenguaje de programación. La sintaxis antigua se basaba en tabulación en lugar de anidación, pero no vale la pena mencionarla ya que se considera obsoleta. Tal vez en otra ocasión haga una mini guía de Sass para principiantes, ya que eso escapa al alcance de este artículo.

De momento, veamos un ejemplo:

Lo que, compilado, quedaría así:

Acerca de…

Se trata de un fork de Scout (solo disponible para Windows y Mac). Es totalmente portable ya que no incluye instalador, lo único que hacemos es descargar un .zip con la carpeta del programa, que la podemos colocar en cualquier lugar, y ahí adentro le damos doble clic al ejecutable. Así de simple.

Para que funcione, solo debemos crear un proyecto e indicarle las carpetas de entrada y de salida (Sass y CSS). Luego le damos al botón de play, y comenzará a escuchar cualquier cambio que realicemos en nuestro archivo SCSS. Opcionalmente, podemos colocar una imagen de avatar a nuestro proyecto.

Cada vez que guardemos el archivo .scss en el que estamos trabajando, veremos una bonita notificación de escritorio y un sonido no invasivo que nos indicará que todo va bien. Si la compilación falla, escucharemos un sonido diferente y en la notificación nos saldrá la línea de código donde tenemos el error.

Además, podemos decirle en qué etapa del trabajo nos encontramos, desarrollo o producción, de acuerdo a lo cual generará el código expandido o minificado, según la opción elegida.

Conclusión

Claro que existen opciones más potentes como Prepros o Koala, también disponibles para GNU/Linux, que compilan otros lenguajes además de Sass; aunque estas son más avanzadas y, en el caso de Prepros, su código es cerrado. Si eres un desarrollador que unicamente necesita compilar Sass, y quieres ahorrarte la línea de comandos, entonces esta es la app que estabas buscando.

Descarga: http://scout-app.io/

Código fuente: https://github.com/scout-app/scout-app

Puedes colaborar con el proyecto comprando stickers (https://devswag.com/products/scout-app-stickers), aunque creo que solo se distribuyen dentro de EEUU. Yo me los hice enviar como correo común por una persona que vive allá. En mi caso, adquirí el pack de 4, y ya se incorporó uno a la tapa de mi laptop.

Por último, si todavía no estás utilizando Sass para generar tus hojas de estilo, te recomiendo que lo aprendas, te estás perdiendo de todo un mundo de posibilidades, realmente lleva CSS a otro nivel, además de que lo vuelve mucho más legible y, en consecuencia, controlable.

Nos leemos en Telegram @linuxterrestre

Leave a Reply